Saltar al contenido

Consejos para lijar como un profesional

Consejos para lijar como un profesional

El lijado viene de tiempos muy remotos, en donde a través de las rocas se podía conseguir un mejor acabado y una superficie lisa (por su roce con otros materiales).

Hoy en día, podemos conseguir diferentes hojas para lijar fabricadas para cada superficie, garantizando un área muy lisa y limpia.

La madera, el yeso, el vidrio, metales, paredes, entre otras áreas, son fáciles de lijar si ejecutas el trabajo de forma adecuada y con las herramientas necesarias, solo necesitas algunos consejos para lijar como un profesional.

Por ello, te ofrecemos las mejores recomendaciones para que puedas informarte sobre cómo obtener un lijado perfecto y acorde a tus exigencias.

Los mejores consejos para lijar bien

Para lijar bien, es necesario tener una adecuada protección en los ojos, para así evitar que, en el proceso, no te afecte la entrada de partículas provenientes de la superficie que se está trabajando.

Además, siempre que se lija, se forma un polvo en el aire que puede generar alergias, por lo cual, es recomendable usar un tapaboca o mascarilla para filtrar esas partículas y respirar adecuadamente mientras se ejecuta el proceso de lijado.

Si trabajas con una máquina lijadora, lo primordial es conocer sus utilidades y cuándo es necesario realizar cambios en las hojas, dependiendo directamente de la superficie a trabajar.

Consejos para lijar madera

Para lijar madera, es necesario conocer las diferentes hojas de lijar, ya que muchas personas cometen el error de usar unas de tipo general y no todas son iguales: cada una tiene su función para cada superficie.

Es por ello que, en el caso de la madera,se emplean lijas de óxido de aluminio, las cuales vienen en diferentes tamaños.

Las lijas de grano medio son muy útiles para la superficie de la madera y vienen enumeradas según el grosor y la densidad (desde las 280 hasta la 100).

Las lijas con hoja de grano, especiales para trabajar orificios y pequeñas hendiduras, van enumeradas desde la 600 hasta la 320.

Por último, las lijas extrafinas, son muy útiles para pasar por la superficie luego de terminar los anteriores procesos de lijado, y conseguir así un mejor acabado.

Si vas a trabajar a mano, es recomendable usar un pequeño taco encima de la lija, para ofrecerte un mayor agarre y fuerza de roce, consiguiendo de esa forma una mejor ejecución.

Si además estás interesado o interesada en adquirir una lijadora de calidad no dejes de visitar nuestro artículo sobre las mejores de este año haciendo clic aquí.

Consejos para lijar metal

Lo primero de todo y más importante es que debemos adquirir una herramienta potente, en este post encontrarás las mejores lijadoras de banda para metal, seleccionadas por su potencia y durabilidad.

Cuando vamos a lijar metal, necesitas tener en cuenta el tipo de trabajo que se va a realizar, la dureza del material y si las altas temperaturas por roce de granos lo afectan o no.

Es recomendable realizar prácticas con las diferentes hojas de lijado sobre la superficie, con el fin de conocer los acabados posteriores en cada área ejecutada.

Así como sucede con la madera, es necesario que uses gafas de seguridad y una mascarilla para protegerte del polvo que aparece en el proceso de lijado.

También es importante tener un delantal y guantes que te protejan de cortes y quemaduras, que posiblemente puedan presentarse si no se usa correctamente las máquinas de lijado.

La velocidad y agarre de las hojas de lija, también es clave, ya que deben realizarse estas acciones de forma correcta para garantizar que el trabajo sea exitoso.

Consejos para lijar paredes

La necesidad por lijar paredes se presenta para garantizar una superficie que no tenga rugosidad, y que sea muy lisa y esté siempre limpia. Para ello, es vital utilizar hojas de lijas de grano grueso que sean capaces de trabajar con eficiencia.

También es recomendable utilizar los diferentes equipos de protección como mascarillas y gafas, para impedir el paso de las partículas y el polvo saliente por lijadura.

Si tienes la oportunidad de utilizar lijadoras eléctricas, será mucho más fácil el trabajo, ya que las paredes son áreas amplias y será muy largo el procedimiento de lijar si se emplea a mano. Review de lijadoras de pared.

Consejos para lijar yeso

El proceso de lijado en yeso es muy polvoriento, por ello es necesario tener una mascarilla para evitar alergias y que las partículas que permanecen en el aire entren en tu nariz.

Las lijas más útiles son las 150, las cuales puedes presionar con un taco de madera para darle mayor fuerza a la hora de pasarla por la superficie.

Es vital lijar este material para eliminar las imperfecciones que se forman en la superficie, emparejándola correctamente.

Consejos para lijar un mueble

Si lo que deseas es lijar muebles de madera para eliminar las rugosidades y disparidades en la superficie, además de quitar la pintura, es vital utilizar varios tipos de hojas de lijas.

Es conveniente iniciar con un proceso de lijado con hoja de grano grueso, la cual sea especial para ir eliminando todas las partículas que son grandes y se encuentran muy adheridas. Luego, debemos pasar una hoja de lija de grano medio por la superficie.

Por último, para terminar de dar un mejor toque de lijadura y conseguir una superficie lisa, es necesario una hoja de grano fino, de esta manera el trabajo se hará correctamente.

Consejos para lijar vidrio

Para lijar vidrios, es vital utilizar una lija de grano medio con un taco para afincar y darle fuerza en cada pasada.

Luego, es muy importante realizar el mismo paso, pero cambiando la hoja a grano fino, de manera que la superficie logre conseguir capas lisas sin rugosidades.

También puede lijarse vidrio con taladros utilizando cilindros de esmeril, de esta forma vas a conseguir la lijadura perfecta en este material.

Estos trabajos mayormente se hacen en vidrios de relojes y otras superficies para muebles como mesas y vidrios templados.

Consejos para lijar puertas

Para lijar puertas, es muy importante dejar la superficie lisa, para ello es necesario quitar la manilla de la puerta para más comodidad en el trabajo.

Si deseas eliminar hendiduras, fallos en la superficie y partículas rugosas, es muy útil las hojas de grano grueso, capaces de garantizar la eliminación de todos estos desperfectos.

Ahora, si queremos darle un mayor acabado a la puerta, debes usar las hojas de grano fino, para que se obtenga una superficie en excelentes condiciones y pueda ser pintada sin problemas.