Saltar al contenido

Como elegir una buena lijadora eléctrica

como elegir la mejor lijadora

Contar con la lijadora adecuada de acuerdo a lo que necesites es muy importante para aprovecharla al máximo. Es por ello que aquí te traemos una pequeña guía de cómo elegir una buena lijadora eléctrica.

Sin importar que seas aficionado o no al bricolaje, o si trabajas directamente con este tipo de herramienta, aquí encontrarás todos los tipos necesarios. Así que, ponte cómodo y aprende a elegir una buena lijadora eléctrica con nosotros.

Recomendaciones para elegir una buena lijadora eléctrica calidad precio

A continuación, te presentamos las recomendaciones que debes considerar a la hora de probar un modelo de lijadora eléctrica. Con ellas tendrás una mejor idea de lo que la herramienta puede ofrecerte, para que así le puedas sacar mayor provecho.

Control de vibraciones

Empecemos hablando de las vibraciones. Al momento de utilizar una lijadora eléctrica es importante tener una sujeción fuerte que nos permita realizar el trabajo de manera organizada para así tener los resultados esperados.

Esto lo podemos verificar fijándonos en el diseño de agarre de la lijadora, pudiendo probarla nosotros mismos y medir qué tan cómodos nos sentimos con ella. De igual manera, la sujeción de la lija es un aspecto importante para evitar las vibraciones indeseadas.

¿Para qué la vas a utilizar?

Es muy importante que tengas bien claro para qué la vas a utilizar, sobre qué tipo de material y cuál modelo te conviene más.

Encontrarás modelos que son mejores para ciertas superficies que otros. De igual manera, si la utilizarás para bricolaje casero o para carpintería profesional.

Considerar el uso es vital a la hora de escoger una lijadora eléctrica porque permite analizar mejor si adquirir un modelo específico o uno multifunción.

De mano o de banco

Este aspecto va de la mano con el anterior, ya que, dependiendo del uso que le vayas a dar a la lijadora eléctrica, tendrás que escoger el modelo: banco o mano.

Por lo general, para trabajos pequeños y caseros, un modelo de mano es suficiente para poder llegar a lugares difíciles. Así mismo, son más económicas y podrás aprovecharlas lo necesario.

Por otro lado, si cuentas con un taller especializado en trabajos de carpintería o bricolaje, un modelo de banco es la mejor opción. Esto se debe a que te permite realizar trabajos más grandes de acuerdo a la necesidad que tengas.

Lo ideal es que antes de escoger un modelo, analices el trabajo que realizarás para comparar los distintos equipos disponibles.

Batería (inalámbrica) o toma de corriente

Así mismo, cuando se trata de la alimentación de la lijadora eléctrica, debes escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Para trabajos más sencillos, una lijadora con batería de buena autonomía es suficiente para realizar acabados profesionales y además suelen pesar lo mismo que una lijadora de cable. Además, las lijadoras inalámbricas son las idóneas para trabajar al aire libre, donde seguramente que no tengas acceso a una toma de corriente.

Sin embargo, en casos donde necesites muchas horas de trabajos, utilizar un modelo con cable de alimentación es la mejor opción para evitar cortar el trabajo.

Siempre considera el tiempo que te tomará realizar el lijado de modo que escojas el modelo que te dé más comodidad a la hora de trabajar.

Potencia

Otro aspecto muy importante que debes analizar. La potencia de la lijadora eléctrica es la que define el tipo de lijado que obtendremos. Tiene gran relación con el tipo de superficie que queramos lijar. Existen modelos de mayor potencia capaces de lijar todo tipo de áreas. Las potencias están entre aproximadamente 80 w como el modelo de lijadora bosch PSM 8A A, que es una multilijadora hasta incluso la Bosch Professional GBR 15 CAG de 1500 w.

Sin embargo, sobredimensionar una lijadora eléctrica, o sea, tener un modelo con mucha potencia no siempre es lo mejor. Te recomendamos que escojas una lijadora eléctrica con la potencia necesaria para realizar el trabajo que mejor se adapte a tus necesidades.

Presupuesto

Y en cuanto al coste, encontrarás una gran variedad en el mercado, desde económicas (menos de 100€) hasta profesionales (más de 100€). El precio dependerá de las especificaciones de la lijadora eléctrica.

Entre los modelos de gama alta encontrarnos marcas como Bosch o Makita, que te ofrecen gran potencia y ergonomía para realizar todo tipo de trabajo.

Por otro lado, los modelos de banco son más caros pero ofrecen mayor espacio y potencia para tener acabados profesionales a la hora de lijar.

Con estas recomendaciones sencillas podrás elegir una buena lijadora eléctrica a la que podrás sacarle el mayor provecho posible.

Si estos consejos te han servido de ayuda para saber que tipo de lijadora te hace falta no puedes dejar de visitar nuestra página web de lijadoras eléctricas.